Algunos trucos sobre cómo dormir a un bebé

Cómo dormir a un bebe...

es una de las preguntas más típicas que se hace una madre primeriza cuando tiene un bebe que no duerme más de 20 minutos durante el día. 

Dormir a un bebé no es fácil. Lo más lógico es que siempre quiera estar en brazos junto con su mamá o papá, y en el momento que note que ya no está bien calentito y que no oye el latido de sus padres, activará su alarma y empezará a llorar. 

Pinterest


Los bebés no lloran porque les apetezca molestar. Es una de las cosas que tenemos que tener claras desde un inicio. De la misma manera que, el famoso mito "duerme como un bebé". Son pocos los recién nacidos que duerme durante muchas horas seguidas, puesto que su estómago es pequeño durante el tiempo que han estado en el útero se han alimentado permanentemente y una vez en el mundo querrán tomar leche y recibir mimos constantemente (como cualquier persona... todos necesitamos sentirnos queridos y más cuando no tenemos consciencia). 

Volvemos a la cuestión de cómo dormir a un bebé

- Para empezar deberemos armarnos de mucho amor y mucha paciencia. Acostumbrados al ritmo frenético, recomendamos no mirar el reloj. Cada bebé tiene su tiempo y requiere su tiempo, así que hay que relajarse para que el bebé note que estamos tranquilos.

- Debemos comprobar que el recién nacido se encuentra limpio, que no tiene frío o calor, que está en una postura cómoda y que no tiene hambre. Debemos despertar nuestro instinto y escuchar a nuestro bebé. 

- Los humanos somos de costumbres, así que recomendamos inculcar una rutina. Con ello que estamos diciendo un horario estricto pero sí unos rituales previos al sueño. 
Una buena bañera, un masaje relajante con aceite de caléndula, música relajante, mimos y una buena dosis de teta o biberón. 

- Los bebés recién nacidos necesitan sentirse arropados, así que es recomendable rodearlos con alguna mantita enrollada o peluches que lo mantengan en una posición cómoda. Se recomienda ponerlos a dormir de lado (ir alternando) y también boca arriba. Nunca boca abajo porque puede causar la muerte súbida (algo de lo que hablaremos próximamente). 

- Las caricias en la cara o en el cuerpo pueden ser muy beneficiosas para conseguir que el bebé se relaje y finalmente se duerma. No tengas miedo de acariciar a tu bebé o mal acostrumbrarlo como dicen las abuelas. Son momentos únicos que algún día echarás de menos. 

- Y último pero no menos importante... Coge a tu bebé las veces que haga falta para que esté tranquilo. Si lo atiendes al máximo disfrutarás de un bebé más tranquilo y menos llorón en un futuro. Los primeros meses son cruciales para crear un vínculo que lo reforzará emocionalmente para siempre.

Sin duda, dormir a un bebe es todo un arte ¿y tú? ¿cuáles son tus trucos para dormir a tu bebé?

Pinterest


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba